domingo, 18 de junio de 2017

Gracias, Vida,

...por regalarme este Domingo

Aire que no ha faltado, para cuando falte

dieciochoseisdiecisiete


domingo, 4 de junio de 2017

León Benavente

           
Música.
Gloria.
Euforia.

Intxaurrondo K.E. 03.06.2017


            

lunes, 1 de mayo de 2017

Eres tú, sin serlo

Lo que yo veo, no eres tú. Es tu parte mezclada con la mía. Un espejo. Un reflejo. Escupes, impacta y rebota. Ver a través de ti algo que ya llevaba dentro. "Poder-sía". "Hacersía". Locura bien entendida. Vacíos sin salto. Saltos muy llenos. Solo estás tirando del hilo. Ahora enredado, luego no. Después sí. Te ves sin verme, te veo sin verte. Vámonos.

No eres tú. Somos nosotros, todo el rato. Modelados, modulados. Tono sobre tono. Escala de grises. Hola, fantasmas. Todo bien. Gracias.

Espejos o ventanas. Tú contigo en tu cabeza. Yo en la mía. Esto funciona así, la fusión no existe. Imposible. Neuronas espejo. ¿Neuronas ventana? Ya estás saliendo. Me piensas pensándote. Con filtros y gafas de sol.

Tíralas, cierra los ojos y abre esa otra cosa llena de silencio y verdad sin palabras. Sonríe y dale, pa'lante. Camina viendo a las chicas pasar. O pensar.

Ahógate o engulle el aire. Por ti y para ti. Acompáñame si quieres. Única y exclusivamente si me dices que no existirá ni un ápice de ausencia de ti. Si somos enteros. Enterados. Si aceptas las dudas, las abrazas y reconoces que esto puede ser un visto y no visto. O todo lo contrario. Si te lanzas sin saber. Si buscas historias que contar. Si me dices que el brillo que existe lo seguirá haciendo aunque  el viaje se cancele. Porque sale de dentro y va contigo. Porque siempre ha sido tuyo.

Eres tú, sin serlo. Somos nosotros, todo el rato.

Coincidencias y azar.



domingo, 23 de abril de 2017

De paso

Esa sensación de para qué, si te vas a ir. Para qué comprarte un mueble mono si no sabes cuánto vas a estar. Para qué cambiar el colchón o hacer agujeros en la pared si quizá las estanterías las uses solo dos meses. Para qué decorar, pintar la pared, comprarte más ropa, apuntarte al gimnasio, tener esa planta.

Vida entre cajas de cartón y amistades provisionales. "¿Hasta cuándo te quedas?"

No lo sabemos. Hoy aquí, mañana... vete. La estabilidad viene de paso. Dura mucho, poco, casi nada o demasiado. Pero no es "estable". Puede parecer infinita, para algunos no llega nunca. La tendrás y no. Porque todo se mueve todo el rato aunque tú te hayas convencido de los contrario.

De todas formas, creer en ella viene bien, que a veces el "de paso" pesa de más. Pensar que te vas a quedar ayuda a crear hogar, aunque sea pasajero. Pinta aunque sea para dos días, compra flores aunque solo huelan una mañana, cuelga esa foto para verla 30 segundos. Cuídate, aunque sea de paso. Aunque sepas que en nada te irás, saltarás, por quererlo o por necesidad.

Estate. De paso, cree en la eternidad.

Hoy, solo será hoy.

Ya era.


domingo, 9 de abril de 2017