sábado, 17 de enero de 2015

XX ( X - Xpatriados )

Llegas pensando en comerte el mundo. Así, entras en una burbuja de felicidad enlatada que tiene una fecha de caducidad no muy lejana. Pero eso todavía no lo sabes. No lo saben. 

La palabra expatriado me parece horrorosa. Suena a conflicto bélico, a pegarte una patada en el culo, a libro de historia.

Yo he estado fuera tres años, y no me he considerado una expatriada, ya que me fui porque me dio la gana  y a donde me apetecía.

Nadie me echó, y además me lo pasé genial. Es verdad que ahora mismo la situación sería diferente. Y si estoy de vuelta, será por algo. En fin, que nos gusta el drama.

Hoy vengo a hablar de los XX, no del grupo de música, sino de los otros XX: los ex-expatriados. La orgía de irse fuera está viniendo de vuelta en plan bumerán. Cuando vuelven, los XX aterrizan en una especie de limbo, no eres ni de aquí ni de allí. ¿Y ahora qué hacemos?

Te fuiste creyendo que llegarías al paraíso, y una vez pasado el subidón, la mierda explota. Cuando la aventura pasa a convertirse en rutina, da igual aquí que allí. A veces, a pesar de todo todito todo, el aquí pesa más en la balanza, solo por tu gente, solo por eso de las raíces, de respirar tu tierra.

Dicho esto, no me importaría entrar en otra burbuja de nuevo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario