viernes, 9 de enero de 2015

Y un día os encontráis

Tú que has vivido despacio. Ella que empezó deprisa. Tú que ya no llevas gafas, te quitaron el aparato y dijiste adiós al acné.

Ella que siempre fue guapa, tú un sin-hacer en la sombra.

Ella de vuelta de todo, tú de vuelta de nada. Y un día os encontráis. Tú florecido, ella a punto de marchitarse.

¿Querrás hacer de superhéroe?

Imposibles infantiles hechos realidad gracias al tiempo, repleto de años de sudor y de lágrimas. Despacio, ahora toca recoger la cosecha.

Tú como el buen vino, ella como fuego artificial.

Hoy es el día de las miradas a la cara, de la mezcla de pasados y futuros.

Tú que aceleras, ella que espera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario