miércoles, 25 de febrero de 2015

Cagarse en todo nivel Michel Houllebecq

Mi primer encuentro con este escritor fue casual. Ocurrió en una de esas compras impulsivas de libros  en un aeropuerto. Me gustó la portada y el nombre del autor se me hacía familiar. A veces esos impulsos tienen algo detrás, y efectivamente, no fue solo cosa de una foto.

A Houllebecq lo han tachado de misógino, islamófobo, racista y demás cosas bonitas. Cierto es que no se corta un  pelo, que es políticamente incorrecto. Bueno, ¿y qué? 

Alarmarse por lo que diga un escritor a través de sus personajes me parece demasiado. Y es que, además, yo diría que él se divierte con eso. Cuanto más se metan con él, más "sandeces" dira. "Sandeces" que, por otro lado, están cargadas de verdad, casi siempre bañada por una visión pesimista del mundo. Pesimista o quizá, una visión certera que a la gente le cuesta aceptar: la enfermedad, la vejez, la muerte, la soledad... El peso y el paso de nuestra existencia.

Pero Michel Houllebecq encuentra también momentos poéticos que atisban borrosamente un leve canto, o susurro, a la vida. Y seguramente esos pequeños momentos son los que le salvan en su día a día y los que a pesar de los pesares, le convierten, a su modo, en un ser entrañable que se atreve a escribir sobre cosas que muchos otros piensan.







Tapita Visual: Wolf Daddy, de Hyung-Yun Chang (Un corto que tienes que ver)

A un occidental no se le ocurriría esta historia.

Date 10 minutos. Disfruta con este corto de animación:



lunes, 23 de febrero de 2015

Rachas de infinito

Como las alertas por nieve. Un verano intenso. El beso por fin. Tu menstruación. Un corazón roto. El mejor polvo. Morirte de la vergüenza. Vivir en el extranjero. Casarte y divorciarte. Tener un hijo. Abortar. Morderte los labios. Comer ostras. Un paraguas que se rompe.

Ella. Él. Ellas. Nosotros. Tú. Vestida o desnuda. En mi cabeza. Enciendes y apagas. Vuelves. Te vas. Rápido. Corre. Despacio. Siéntate. Grita. Respira. Suda. Baila. Escucha. Déjame. Déjate. Mar o montaña. El coche o el viaje. Viaje en coche. Furgoneta. Ojazos. Cosas que no piensas decirme.      

Maraña. Araña. Sentido. Sin. Caos. Ven. Cierra la puerta. A mí. Más. Escríbeme. Ceniza. Camisa. Paliza. Agua. Tapa. Ascensor. Bolígrafo y cuchara. París. Berlín. Budapest. Otra canción. No. Sí. Pero. Termina. Empiezo. Lunares. Hongos. Deseo. Mariposa. Sexo. Cuchillo. Tambor. Batería. Hilo. Todo. Poco. Nada.

Dinero. Padre. Abuela. Rotulador. Cosmos. Hormiga. Cenicero. Mofeta. Chancleta. Pico. Pala. Hoy. Mañana. Nunca. Piel. Cebolla. "Cómeme la polla". Margarita. Tulipán. Moreno. Delgada. Tarada. Farola. Gramola. Palabras. Vacío. Zarzaparrilla.

Sueño. Despertador. Madre. Cocina. Baño. Aspirador. Pez. Guante. Moneda. Carcajada. Cerveza. Tijeras. Disculpas. Fachada. Tonterías. Las justas. Viejoven. Patada. Tu voz por teléfono. El arte. Pisarte. Comida. Merienda y cena. Peine. Pena. Perra.

sábado, 21 de febrero de 2015

The Tropical Islands Show

Sabemos que el invierno alemán es helador y que la desesperación puede llevarte a hacer alguna que otra tontería. Si no te puedes mover de tu ciudad, quizá tires de solarium, y si te lo puedes permitir, te vas un rato al sur ( "para hacer bien el amor..."). 

Aunque ahora existe otra posibilidad mucho más guay contra esta hibernación forzada. Bienvenidos al futuro, señores. Ya no hay ni Marina D'Ors ni Punta Canas que valgan. The place to be en invierno es Tropical Islands, una especie de cúpula gigante con microclima, una "isla" artificial con todo lujo de detalles para creerte que estás en el Caribe. Palmeritas, playita, arena, animalitos, niños que gritan, espectáculos, caipirinhas... todo, todito todo dentro de un calefactor puesto a unos 28 grados para que olvides la nieve y los menos seis que hace fuera. 

Aquí la gente toma el "sol" encantada. Los alemanes ni se lo creen. Qué gozada nadar por ese mar calentito hasta empotrarte con una pared pintada de cielo y nubes. 





El Show de Truman


El Show de Tropical Islands

viernes, 20 de febrero de 2015

The Artist (2011)


Esperaba aburrirme, ya sabéis, eso que les pasa a las pelis en blanco y negro. Pero ocurrió todo lo contrario. Brutal. Se sale hasta el perrito. Me parece un puntazo que a alguien se le ocurra hacer una película al estilo antiguo. Una película sobre el (para algunos) dramático paso del cine mudo al cine hablado.

En esa época, a finales de los años veinte, hubo muchas estrellas que se quedaron por el camino. Ya nadie quería a actores que gesticularan tanto, esas sonrisas geniales pero extremadamente forzadas.

Sonrisas geniales y actores muy buenos son los que tiene esta película tan bien dirigida. Los encuadres y la fotografía, chapeau. Lo digo así porque, efectivamente, es una peli francesa. Aunque en realidad se podría decir que es internacional, "hablada" en un lenguaje universal.

martes, 17 de febrero de 2015

Tapita Visual: Matt and Kim - Hey Now

Matt, tus zapatillas rosas OK. ¿Pero absolutamente todo lo demás? Y Kim, ¿ese look de chunga latina tan repentino?

A ver...

Muy desconcertante todo.



lunes, 16 de febrero de 2015

Kings And Queens And Criminal Queers

Hoy estoy melancólica. Para ser precisa, mi morriña me pide a gritos una birra en un bar queer, más exactamente, una birra en un bar queer de Berlín llamado Silver Future. 

¿Un bar qué?

Queer. 

Según los que "entienden", queer es un término utilizado para referirse a algo que va más allá de ser hetero, marica o bollera. Al menos, eso es lo que se dice, y cierto es que el ambiente en el Silver es especial. Nos encontramos ante un intento de descatalogar y reivindicar que hagas lo que te salga de ahí. 

Antes queer era solo una palabra inglesa para denominar algo raro o excéntrico; ahora, es un concepto adoptado por la gente que no se siente a gusto con las definiciones de identidad sexual aceptadas por la mayoría.

A veces pienso que importar este rollo aquí sería un puntazo, pero sé que no sería lo mismo. No todavía. Berlín lleva mucho tiempo siendo una de las ciudades que más raros y excéntricos congrega por metro cuadrado. Gente sin tapujos.


 ¿Qué? ¿Dices tu moderno?



viernes, 13 de febrero de 2015

Hablemos de ese instante

Hablemos de ese instante en el que abres los ojos por la mañana, esos segundos, o milésimas de segundo en los que tus ojos sí, están abiertos, pero tu cerebro no se ha despertado y no le ha dado tiempo a procesar ningún tipo de información. Esa especie de limbo mental, de paz de recien nacido, de creerte capaz de cualquier jodida cosa.

Creo que no había sido consciente hasta ahora de este momento, y joder, mola. 

A partir de ahora, de vez en cuando, cerraré los ojos un momento y los abriré pensando en que me acabo de despertar. Así, en plan freak. Eso, o quizá me dé al alcohol. No... Pero joder, si tienes esa sensación o impulso en ese momento, ¿por qué se evapora a lo largo del día, si sigues siendo la misma persona?

miércoles, 11 de febrero de 2015

La vida es corta y luego te mueres

El título del libro de Enric Pardo lleva más razón que un santo. He ojeado algunas de sus páginas en una librería (vale, es la FNAC pero no quería decirlo...) y me ha hecho bastante gracia. Es una recopilación de microrrelatos que ya ha publicado en Twitter pero que ahora presenta en este libro acompañado de ilustraciones de Lyona (uhhh...) Puede parecer una chorrada pero a mí me ha hecho pensar. En realidad, ha reafirmado algunos pensamientos que arrastro últimamente. Quizá el sentimiento de caída en picado hacia la treintena, experiencias cercanas y vivir en una ciudad geriátrico aumentan la sensación de zas! Que hoy estás y mañana no. Aunque bueno, yo llevo desde los 9 años sintiendo el peso de la vida.

lunes, 9 de febrero de 2015

CLOC: Poetas "malditos" en San Sebastián

San Sebastián no es una ciudad conocida por su rebeldía o subversividad. Más bien, se ha considerado siempre una ciudad burguesa y acomodada. Además, los pocos movimientos rebeldes o activistas que se conocen tienen siempre un cariz político. Así que el hecho de que un grupo de chicos decidiera allá por 1978 publicar un anuncio en el periódico diciendo que necesitaban "surrealistas para organizar renovación artística" demuestra que, a pesar de todo, aquí también se coció algo diferente.

Es 1978 y estamos en plena Transición Española. Tres chicos de Donostia deciden juntarse un día en el Antiguo para comenzar su propia revolución. Se crea el grupo CLOC de arte y desarte, donde escriben, dibujan y sobre todo buscan pinchar a la ciudad en el culo con sus acciones públicas y surrealistas. Dan salsa, por ejemplo, al pintarle un "pijama de rayas" al Peine del Viento o al presentarse a un concurso de poesía con un poema de Neruda (con el que quedaron segundos).

CLOC tenía además su propia revista, una DoItYourself muy apañada que repartían entre sus colegas. Incluso llegaron a venderse algunos ejemplares en un kiosko de la Avenida.

Sin embargo este viaje no durará  más de cuatro años, tiempo insuficiente para considerar a estos chicos como malditos, pero sí para tenerlos en cuenta de cara a imaginar un futuro (y presente) diferente.






P.D. - Post realizado gracias a :

Euskonews

El Cultural

Especiales Público




domingo, 8 de febrero de 2015

Any Pretty molan.

  • Jaime Hyatt, Naoise Holmes, Jonas Gugel, Dylan Cram
  • A Berlin based 4 piece, double vocal, knock upside the head. Bwoop!
https://www.facebook.com/anyprettyband

sábado, 7 de febrero de 2015

El poder de una chica mona



Y por qué tanta cámara, me pregunté, si ni siquiera están buenas. Si el concierto en sí fue un truño. Por qué tanta gente gritando su nombre y sabiendo sus canciones. 

 El poder de una chica mona con guitarra. Guitarra o bajo. Batería. El poder de una actitud, ese look girlie postblablá.

Y siguen los temas. ¿Entiendes algo?

Poco favor nos hacemos ensalzando caras monas, tapándonos los oídos.

jueves, 5 de febrero de 2015

Oda a algunos videoclips

Hay momentos, canciones o personas que a los dos segundos de encontrarte con ellos ya sabes que zás, te tienen. Con este videoclip me acaba de pasar.




miércoles, 4 de febrero de 2015

Minimal Sushi - POTE

A esto, añadid un poleo menta para acompañar. Genial.

¿Se nos van las mezclas de las manos?

Nunca pensé que la idea del pintxo-pote fuera a desarrollarse de esta manera, pero teniendo en cuenta nuestro cosmopolitismo en ciernes, ya nada me sorprende en esta nuestra ciudad. De hecho, esta idea del mix cosmopolita puede extrapolarse a otros ámbitos de la vida: chinos regentando el Bar Patxi, mexicanos que hablan un mejor euskera que tú, tiendas donde encuentras desde chinchetas hasta  traductores de rumano...

Pero bueno, que llevamos en la sangre esto de mezclar; o si no, ¿de qué el kalimotxo?

 









domingo, 1 de febrero de 2015

Lurrazpiko Festa 2015

El nombre del festival iba que ni pintado para un día como el de ayer. Sábado de estar bajo tierra huyendo del temporal. 

Me gusta esta idea de mini festival urbano. El hecho de que sea un cartel con unos 20 grupos, de los cuales la mayoría de la gente solo conoce a uno o dos, tiene, en mi opinión, sus pros y contras. Puede que así de primeras la gente no se anime porque no le suena ningún nombre. Aunque si te va la aventura, a lo mejor te arriesgas a pagar 17/20€ para ver qué pasa.

Y pasaron cosas divertidas. Pasaron también muchas grupos, unos buenos y otros no tanto. Creo que lo que mola del Lurrazpiko es que hay variedad (dentro del mismo "rollo") : desde indie-pop suavecito hasta punk-rock guarrete.  





 Por cierto, con esto de tener que buscar un bar para pillar bocata antes de entrar, estoy descubriendo sitios que molan, como la Zanpantzar Taberna. Pinchos de talo, bocatas ricos, y una decoración muy Lurrazpiko.