lunes, 23 de febrero de 2015

Rachas de infinito

Como las alertas por nieve. Un verano intenso. El beso por fin. Tu menstruación. Un corazón roto. El mejor polvo. Morirte de la vergüenza. Vivir en el extranjero. Casarte y divorciarte. Tener un hijo. Abortar. Morderte los labios. Comer ostras. Un paraguas que se rompe.

Ella. Él. Ellas. Nosotros. Tú. Vestida o desnuda. En mi cabeza. Enciendes y apagas. Vuelves. Te vas. Rápido. Corre. Despacio. Siéntate. Grita. Respira. Suda. Baila. Escucha. Déjame. Déjate. Mar o montaña. El coche o el viaje. Viaje en coche. Furgoneta. Ojazos. Cosas que no piensas decirme.      

Maraña. Araña. Sentido. Sin. Caos. Ven. Cierra la puerta. A mí. Más. Escríbeme. Ceniza. Camisa. Paliza. Agua. Tapa. Ascensor. Bolígrafo y cuchara. París. Berlín. Budapest. Otra canción. No. Sí. Pero. Termina. Empiezo. Lunares. Hongos. Deseo. Mariposa. Sexo. Cuchillo. Tambor. Batería. Hilo. Todo. Poco. Nada.

Dinero. Padre. Abuela. Rotulador. Cosmos. Hormiga. Cenicero. Mofeta. Chancleta. Pico. Pala. Hoy. Mañana. Nunca. Piel. Cebolla. "Cómeme la polla". Margarita. Tulipán. Moreno. Delgada. Tarada. Farola. Gramola. Palabras. Vacío. Zarzaparrilla.

Sueño. Despertador. Madre. Cocina. Baño. Aspirador. Pez. Guante. Moneda. Carcajada. Cerveza. Tijeras. Disculpas. Fachada. Tonterías. Las justas. Viejoven. Patada. Tu voz por teléfono. El arte. Pisarte. Comida. Merienda y cena. Peine. Pena. Perra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario