lunes, 27 de abril de 2015

Intensos

Aplicado a una persona el concepto intenso puede referirse a alguien que vive su vida como si fuera una película de Isabel Coixet o experimentara un lost in translation todo el rato. Una vida gris o azuloscuracasinegra, con una banda sonora que incluye "temones" de la talla del Cualquier otra parte de un grupo llamado Dorian y se acompaña de la bibliografía completa de Haruki Murakami.

Cualquier cosa que no suene a melancolía o depresión es rechazada por el intenso sin ningún tipo de pudor. Pachangueo fuera, películas de acción fuera ... Como si la vida no estuviera hecha para la luz y la felicidad, para la banalidad y el goce sin drama. 

El  desamor y la incomprensión son dos de los temas básicos que todo intenso incluye de serie. Aprendió casi todo lo que sabe viendo Dawson Crece, y ahora mismo, si pudiera, hablaría en verso. La prosa no es digna de tanto sentimiento. 

¿Y qué hay de la estética intensa? Lo colorido ciega al intenso. Así que nunca nos saldremos de los tonos oscuros y apagados. No queremos llamar la atención, lloramos en silencio, amamos a Kurt Cobain.

Creo que esta intensidad de más es un recrearse en uno mismo, una fachada fruto del miedo velado a lo que está ahí fuera, al Expediente X cotidiano. Oh, gentes que escucháis en bucle a Love of Lesbian , oh, aquellos que sacáis citas de libros que ni siquiera habéis leído. Oh, fans de una película de dudosa calidad como Báilame el Agua. Creeis seguir teniendo quince años cuando ya vais por los treinta.



No es lo mismo ser intenso que vivir con intensidad.








No hay comentarios:

Publicar un comentario