viernes, 3 de abril de 2015

¿Por qué el tren Txu-Txu es ahora rojo?

Creo que las personas encargadas del nuevo tren Txu-Txu tienen el espíritu donostiarra descarríado. Si has nacido aquí, y crecido con este tren, seguramente el "nuevo" (lleva unos añitos pero no me acostumbro) te hará daño a los ojos. 

Antes
Pintar de rojo este tren es como si pintas de verde los míticos autobuses de Londres (que por cierto, el bus turístico de Donostia también es rojo y de dos pisos). Cada lugar tiene su emblema o estandarte, y con la elección del color rojo se han cargado un trocito de la imagen de Donostia. 

 Las ciudades deberían cuidar el asunto de los colores, y la imagen en general. ¿Qué marca se puede construir entre tanto batiburrillo? Los recortes de presupuestos, el auge del turismo y muchos otros factores llevan a las chapucillas de corto plazo que acaban trayendo consecuencias a largo. 

Pienso con esto también en las barbaridades que se han hecho en ciudades super monas metiendo a saco bares y restaurantes estilo "guiri": cocktails, pizzas y demás guarradas por doquier. Happy Hours, 2x1, flyers a mansalva... que lo único que consiguen es volverte loco, sacarte la pasta y no dejarte ver el lugar en cuestión. 

No controlo de urbanismo, ni de gestionar ciudades, pero seguramente exista otra manera de hacer. El buen gusto no está reñido con el dinero.

¿Txuri-urdin maitea? Sí, claro...

Después 



No hay comentarios:

Publicar un comentario