sábado, 15 de agosto de 2015

Quiero estar ahí

Arriba, on the top. Rodeada de caras guapas y cuerpos que sudan. Música que te rompe. Y desear para vivir. Me iría contigo a la cama. ¿Por qué no? Tú también lo escuchas por dentro. Fuerte, acompasando cada uno de los pasos que podrías dar. Viajas como nunca pero estando como casi siempre. Niégalo, les da igual. Lo nuevo será viejo y el helado acaba derritiéndose si no te lo comes. Sigues oliéndome detrás del pañuelo que un día bordaste. Mátame. Yo a ti también. Seamos agua en mar abierto. Todos los días, bajo el sol, bajo las nubes que tapan el sol. Bajo la luna que ignoramos y las estrellas que no nos dejan ver. Grítalo saltando al vacío, pero antes mírame a la cara. Rompe el espejo, sangra. Vuelve a decirlo, valiente y con garra. Desde las entrañas que aún extrañas brotará ese líquido maldito al que tanto temes. Bébetelo. Desnúdate y ven aquí. ¿Lo ves? Ya empieza todo, ahora que no nos queda nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario