lunes, 28 de marzo de 2016

El misterio de las niñas mayores

¿Sabes esas chicas que parecen niñas de instituto pero que en realidad, debido a su edad, están más bien curtidas? Aunque su voz, complexión y aspecto púber digan lo contrario. 

Esto es como cuando de pequeño todo el mundo mide más o menos lo mismo y un día los demás siguen para arriba y  tú te quedas ahí, abajo, sin pegar el estirón, constante. Pues ellas de pequeñas eran como las otras niñas y a día de hoy todavía siguen ahí, siendo "niñas".

 Y esto, ¿tiene alguna ventaja? ¿Que te pidan el DNI para entrar a un local cuando estás a punto de alcanzar la treintena es bueno o es malo? Imagino que depende de la situación y de cómo te lo tomes. El aspecto aniñado puede salvarte a veces, porque parecer bebé de colegio produce simpatía. Pero esa apariencia a su vez puede generar poca credibilidad entre una mayoría de aspecto adulto, lo que supondrá un esfuerzo extra por parte de la niña mayor para imponerse.

Lo más inquietante ocurre cuando la imagen aniñada se mezcla con unas incipientes patas de gallo.

¿A qué se debe este fenómeno? ¿La complexión configura tu cerebro o es al revés? O sea, ¿es el aspecto el que te lleva a ser de una determinada manera o es la forma de pensar la que hace que te quedes con las manitas de cuando tenías nueve años?





28 años







41 años



29 años
38 años
33 años

No hay comentarios:

Publicar un comentario