viernes, 18 de marzo de 2016

Vivir en abstracto



Una vida para dentro (lagarto del desierto).  Donde una foto no explica absolutamente nada porque una foto siempre es una mentira. Aquí el tiempo no se mide en laborables y festivos. Hablamos de respiraciones y cambios de temperatura. Si hay que llorar con una telenovela, se llora. Si hay que ver porno, se ve. ¿Cómo ilustras la respiración de un color o el sabor de un suspiro? La vida en abstracto. Eternamente alejada del objeto.  El cerebro como continente subjetivo. ¿Y qué te cuentas? ¿De qué me hablas? ¿Cómo vas? Aquí, fuera de lo concreto, para nada definida, contraria a lo preciso. En busca de los albumes que nunca podrán existir. Viviendo en abstracto. 

Aquí, en la pregunta infinita.


No hay comentarios:

Publicar un comentario