sábado, 28 de mayo de 2016

Lokrum

Como pavo por su casa
Esta islita a 600 metros de Dubrovnik es una caja de sorpresas. Se "abre" al público en abril, con la salida de ferrys cada poco tiempo. Si estás registrado en la ciudad y tienes tu tarjeta del autobús, la ida y la vuelta te sale por 10 Kunas (1,35€ aprox.), y, si, por desgracia, eres un mísero turista, la visita pasa a costarte 100 Kunas (13€ y pico), casi nada.

La primera sorpresa de la caja es su tamaño. Ni de coña, yo al menos, me esperaba que fuera a ser tan grande. No tienes la sensación de estar en una isla. Aunque... ¿alguien tiene la sensación de estar flotando en el universo? 

Después, vienen los pavos reales y los... conejos. Si Dubrovnik se caracteriza por la exagerada plaga de felinos everywhere, Lokrum puede presumir de pavos reales y adorables conejos. Los pavos reales cruzan por tu toalla cual paloma urbana, que para eso es su isla y tú estás de paso. Los conejos, zuper cuquis, pastan a sus anchas también.

Creo que un día no te da para verla en profundidad, porque está llena de recobecos. Mi primera vez ha sido en el lago que se encuentra en medio de la isla, llamado Mar Muerto, y después en una zona de rocas que da al mar. Ambas experiencias, bajo el solazo, han estado genial. En Lokrum hay gente, pero no esa masa amorfa de turistas que hay en Dubrovnik que solo viene a aplastarte, pisarte o mancharte con su p..... helado. 

Lokrum tiene naturaleza pero también tiene historia. En sus entrañas se encuentra un monasterio Benedictino fundado en 1023 y que ahora está abandonado (umm...como el 90% de las casonas y edificios históricos que algún día fueron algo en Dubrovnik). Según cuenta la leyenda, los monjes del monasterio, antes de dejarlo, allá por el siglo XIX, maldijeron el lugar. Así que cuidadín si pierdes el último ferry (A las 16.00 en temporada baja y a las 19.00 en temporada alta) y tienes que pasar la noche en la isla, porque los espíritus de los monjes - o bueno, quizá algún pavo real o conejo - quiera deshacerse de ti.

En 1959 abrieron un jardín botánico, que no he visto. Además hay una fortaleza en la parte alta, llamada Fort Royal, en la que tampoco estuve. Sumemos a esto una basílica y un pequeño palacio. Es decir, tengo que volver.

Ah, y por supuesto, por favor, no olvidar la gozada de saltar desde las rocas al mar. Zona rocosa en la  que además puedes hacer nudismo. ¿Qué más se puede pedir?

Por último comentar que, ahí donde la veis, Lokrum es reserva natural. Vamos, que esta isla es pequeña pero matona. 








Lokrum vista desde las murallas de Dubrovnik
Chapuzón en el Adriático - Gozada - 

El jodido mar -y sus rocas - siempre

Más pavos reales - De la realeza - 


"Mar Muerto"



 







No hay comentarios:

Publicar un comentario