jueves, 9 de junio de 2016

La paz de mis ojos

Cómo voy a ver la paz de tus ojos si los míos los tengo siempre en guerra. Cómo voy a cuidarte si yo ando descuidada. Cómo voy a saber de ti si no tengo ni idea de mí. La paz de mis ojos va primero. Es una cuestión práctica, de supervivencia. La travesía en el desierto es necesaria. Habrá tierra después del río. Todavía no. La paz de mis ojos.

Busqué mi paz en los tuyos. Me equivocaba. Tú debes estar para ti y yo para mí, siempre y primero. Mis piernas nunca fueron tuyas, ni tus pecas, mías. Llegamos a otros de visita. A veces son viajes a ciudades que ni siquiera sabías que existían. Un cambio de rumbo inesperado en el vuelo de tu vida. 

Esta introspección es necesaria. Mucho. Respira. Abre mula bandha. Machaca a tu ego. Más fuerte. No lo intentas demasiado. La vida no gira en torno a ti, pero tú tienes que girar en torno a tu vida.

Que la paz de mis ojos se encuentre algún día con la de los tuyos.  











No hay comentarios:

Publicar un comentario