lunes, 22 de agosto de 2016

Croacia Express

Diez días, dos amigas, un Suzuki Swift, carretera y mantita. Un país por recorrer. A LO LOCO. Con mochilas llenas y muchas ganas. Sin alojamiento a la salida. ¿Dormiremos en el coche? Eso no pasó. Sí han pasado acojonantes atardeceres. En Zadar, en Split, en Lošinj. En otros lugares recientes pero de los que ahora no me acuerdo porque hemos visto mucho. El puto mar de aquí que es una pasada. No me canso. La temperatura, 26 grados. Un día, solo unas horas, cayeron rayos y "centollos". Llegó un momento de nuestro a lo loco en el que únicamente buscábamos playas FKK (nudistas). Baño en pelotas, la misma ropa durante tres días, pelo estropajo, y nos la ha traído floja, porque hemos vivido inmersas en felicidad. Entre rocas. No echo de menos la arena en la playa. 

Queda tajantemente prohibido olvidarse de esto, de nuestra primera vez en ferry dentro de un coche, de nuestros momentos youtuber, de las risas, de la gente loca del mundo. Estos croatas... Las cascadas en Plitvice, una cama diferente cada día. "Tocamiento de seta", "Croacia, qué gracia". El kayaking previo. Nuestros selfies "románticos". Los pueblitos sorpresa en Istria. La vida en la carretera. 

Paz. Aventura y recuerdos. Mapas por pintarrajear. Una vida y un estado que quiero para siempre. Al menos, mantenerlo un rato, que vuelva. Tengo la tez morena, muy fuerte. Miedos que ya no son. Amigas que seguirán siendo. Ganas de volver a hacerlo. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario