miércoles, 26 de octubre de 2016

No te creo

Nada. Rien de rien. ¿Sabes por qué? Porque ni tú sabes quién eres. Acepto tu personaje, la vida que has elegido. Pero esa no es la verdad, es una simple elección, o cosa del azar. "Todos llevamos nuestra máscara de carnaval". Incluso sin darnos cuenta. Puede que no haya más, que solo se pueda elegir un papel, que sea cuestión de optar por una historia que contarse y que contar a los demás, para no volvernos locos. Pero no lo vendas como una verdad absoluta, que no la compro. El gris es más certero. El gris, la ambigüedad, los claroscuros, la incertidumbre, las cagadas, los renglones torcidos, las flores marchitas. 

No me sirve el "esto es así y punto". Tenemos cero idea de la mayoría de las cosas, pero necesitamos un poco de orden, así que tú eliges el maquillaje. 

Vuelvo a escupir desde la inconsciencia. Desde ese sitio irracional y caótico. Desde el fondo. Sólo por un rato. Attention please. ¿Hay forma de desenredar la maraña? ¿Importa?

Total, preguntas sin respuesta. Sigamos jugando.



No hay comentarios:

Publicar un comentario