martes, 1 de noviembre de 2016

GoT, GH, OT y SPM*

Salseo elevado a la enésima potencia. Que se traduce en sufrir un atasco para ver un escenario de cartón piedra. Llorar mirando fijamente a tu móvil por la historia de Bea y Rodrigo, chuparse insufribles canciones para comentar estilismo y miradas. Mentiras enlatadas, sueños que no son.

Echarse unas risas con esto por un rato está bien, vivirlo ya es preocupante. Pagar por ello, un delito. Aunque aquí una estuvo el domingo en Zumaia para ver el "escenario" de Juego de Tronos. No se vio nada, mucho mejor la playa y el flysch que siempre está. Mientras, los actores pasaban la resaca del BIME, un festival de música en el que estuvieron la noche anterior.

También he visto OT: El Reencuentro, y empatizo con Chenoa. Sé quiénes son Adara, Pol, Miguel, Juan Camus, la familia adoptiva de Juan Camus, el marido de Mireia, la prima del regidor y el que encarga los cafés. Todo muy interesante e instructivo. Una máquina de crear fantasías y hacer dinero. Carnaza, un circo. 

De todo esto salen tours guiados, camisetas, posters, CDs, DVDs, conciertos, deseos, frustraciones, operaciones estéticas, negocios imposibles.

Que también se pasan buenos ratos, no digo que no. Comentar la jugada siempre es un placer. El peligro está en entrar demasiado. Entrar y no saber cómo salir. No darte cuenta ni siquiera de que ya estás dentro.








*Su P*^+ Madre

No hay comentarios:

Publicar un comentario