viernes, 6 de enero de 2017

Macarras mentales

Quinquis de mente. Críticos con el sistema, gente que piensa.

Ni piercings ni tatuajes. Macarrismo espiritual.

En estos tiempos cobardes donde abunda tanto rebelde de palo, sin causa pero con demasiada pose, reivindico a todo macarra mental. A esa gente que hace diferente en serio, que construye su camino a pesar de los pesares, de los baches de más que se le presentan en trayectos pedregosos y muchas veces solitarios. 

Valientes y llorones. Con un par, de ovarios, de cojones, de lo que sea. ¿Quién no vive agazapado y agarrotado por el miedo? ¿Quién vive la vida que quiere vivir? ¿Quién ama y deja amar? Tirándose, rompiéndose, sin consuelo. Porque sí.

Puede que percibas "atisbos de", pero poseer una mente macarra las 24/7 es cosa de pocos. Y quiero conocerlos. Tener más de estos cerca. Indagar en los recobecos cerebrales que te convierten en un salvaje de cabeza.

Libre. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario